September 21, 2017

Noticias de la Última Hora
Aumenta la tensión racial en Estados Unidos, con manifestaciones en las principales ciudades
Photo Credit To New York Post

Aumenta la tensión racial en Estados Unidos, con manifestaciones en las principales ciudades

Miles de personas han vuelto a salir a la calle en varias ciudades de todo el país, por segunda noche consecutiva, para protestar contra el“racismo” en la Policía y para denunciar la decisión de un gran jurado de no procesar a un agente de la ciudad de Nueva York que estranguló hasta la muerte a un hombre negro desarmado, en una historia muy similar a la ocurrida semanas antes en la ciudad de Ferguson, en Misuri.

Las protestas atrajeron a grandes grupos en Nueva York, Boston, Chicago, Pittsburgh y Washington. En todas estas ciudades se corearon las últimas palabras de Eric Garner, de 43 años, antes de fallecer asfixiado: “No puedo respirar”. Los manifestantes han logrado cortar el tráfico en varias vías principales, tumbándose sobre el asfalto, en un gesto simbólico que se viene repitiendo en los últimos días.

La ciudad de Nueva York ha sido la más activa en las protestas, con manifestantes recorriendo varios puntos del Bajo Manhattan y cortando carriles en el puente de Brooklyn o en el Túnel Holland. Otro grupo se desplazó hasta la terminal del ferry de Staten Island, el lugar donde falleció asfixiado Garner el pasado mes de julio.

Durante esta segunda noche se han registrado varios arrestos, pero la Policía no ha aportado detalles al respecto, según informa el diarioestadounidenseThe New York Times‘, que añade que la mayor parte de los gritos y pancartas de los manifestantes aludían al carácter “racista” de la Policía. “Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Ku Klux Klan (KKK), ¿cuántos niños has matado hoy?”, se llegó a oír en Times Square.

El caso de Eric Garner ha vuelto a desatar una ola de protestas que recuerda a las vividas tras la muerte de Michael Brown en Ferguson (Misuri). En ambos casos, se trata de hombres afroamericanos fallecidos por la intervención de policías blancos.

Al menos 32 detenidos el miércoles

Al menos 32 personas resultaron detenidas durante la tarde del miércoles en las protestas registradas en la ciudad de Nueva York, donde cientos de ciudadanos se lanzaron a la calle tras conocer el fallo del gran jurado, que exoneró al agente de Policía neoyorquino Daniel Pantaleo por los hechos ocurridos el pasado 17 de julio.

En esa primera jornada de protestas, los manifestantes marcharon pacíficamente hasta el Rockefeller Center, donde una multitud contemplaba la ceremonia de encendido de la iluminación del árbol de Navidad. Allí un grupo de manifestantes trataron de romper las barreras de la Policía, que procedió a arrestar a varias decenas de ellos.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, instó ese mismo miércoles a los neoyorquinos a reaccionar “pacíficamente” a la decisión del gran jurado. “La ciudad de Nueva York tiene una fuerte tradición de expresarse en protestas no violentas, así que confiamos en que los descontentos con la decisión del gran jurado expresen su opinión de forma pacífica”, dijo De Blasio en un comunicado.

El alcalde recordó que “todos los neoyorquinos coinciden en que las manifestaciones y la libertad de expresión contribuyen al debate y que la violencia y el desorden, no solo son un error, sino que dañan los importantes objetivos que intentan alcanzar juntos”.

Abierta la investigación federal

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha asegurado que el Departamento de Justicia actuará con rapidez para determinar si el agente de Policía de Nueva York Daniel Pantaleo incurrió en alguna irregularidad en las maniobras de arresto del joven negro Eric Garner.

Tras la decisión de un gran jurado de no presentar cargos contra Pantaleo, queda pendiente todavía una investigación por posibles violaciones de los derechos civiles que, según el fiscal general, será exhaustiva y justa. En caso de que las autoridades federales detecten posibles delitos, “presentaremos cargos”, ha añadido.

Holder ha admitido que hace falta aclarar el uso de fuerza letal por parte de la Policía. En este sentido, ha abogado por hacer reformas para mejorar la confianza de la población en las fuerzas de seguridad.

El propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha comprometido a trabajar para que todos los estadounidenses sean tratados igual, reconociendo la tensión existente entre las fuerzas de seguridad y las minorías raciales, después de conocer el fallo del gran jurado de Nueva York.

La decisión judicial

Un gran jurado del estado de Nueva York ha decidido no presentar cargos contra el policía blanco que ahogó a Garner durante una maniobra de arresto, ya que entienden que no cometió ningún delito.

El agente, de 29 años, participó el 17 de julio junto a otros policías en el arresto de Garner, sospechoso de vender cigarrillos de forma fraudulenta. Pantaleo presionó el cuello de Garner, que tumbado boca abajo llegó a decir: “No puedo respirar”.

Las imágenes de la detención fueron captadas por un teléfono móvil y difundidas posteriormente y las versiones de los testigos difieren entre quienes dicen que Garner quiso rendirse y quienes aseguran que ofreció resistencia.

Los análisis posteriores certificaron que Garner falleció por la presión ejercida en cuello y pecho y por la posición en que permaneció durante la detención, pero el gran jurado ha entendido que el agente Pantaleo no puede ser imputado por homicidio.

Las características del caso hacen temer a las autoridades una nueva ola de protestas similar a la vivida como respuesta a la muerte del joven negro Michael Brown, que murió por disparos de un policía blanco en Ferguson (Misuri). En este caso, un gran jurado también decidió exonerar al agente.

Comentarios

Comentarios

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *